fbpx
Sistema de las 3 capas. Ropa calefactable Joluvi

Llega el invierno y uno de los principales atractivos que nos trae esta estación tan fría es la nieve. Salir a la montaña y sentir cómo cruje este manto blanco bajo nuestras botas es una sensación que los amantes de la montaña conocemos muy bien y, además, nos encanta. Pero, ¿sabes cómo disfrutar de un bonito día en la nieve sin pasar frío? Te invitamos a que sigas leyendo este post porque te vamos a explicar cómo abrigarte con el método de las 3 capas, o lo que viene a ser, como una cebolla.

Este sistema de las tres capas, nos permite mantener el calor a la vez que evacuamos el sudor. No se trata de ponernos cuanta más ropa mejor, sino de optimizarla y abrigarnos lo máximo posible con el menor número de prendas. En ocasiones, es necesario añadir alguna capa extra como, por ejemplo, un chubasquero en caso de lluvia o un segundo forro polar cuando las temperaturas son especialmente bajas.

En este post te explicamos el sistema básico de las tres capas para que vayas bien equipado y no pases frío en la montaña.

ESQUIAR CON EL SISTEMA DE LAS TRES CAPAS

Una cosa que tenemos que tener en cuenta a la hora de vestirnos con el sistema de las tres capas es dónde vamos a ir. No es lo mismo que vayamos a la alta montaña donde las temperaturas son muy bajas, que hagamos una ruta con una climatología fría pero más suave. Con esto lo que queremos decir es que no es solo la cantidad de prendas sino, el tipo de prendas que nos pongamos. Debemos utilizar prendas con las características adecuadas para nuestra actividad. Con esto en mente vamos a repasar cuáles son estas capas:

  • Capa interior: esta es la que llamamos primera capa. En esta capa debemos utilizar prendas térmicas, sintéticas y que se ajusten a la piel. Con ello, lo que queremos es evacuar la humedad hacia el exterior y mantener la piel seca. Por eso, es mejor que sean prendas sintéticas y no de algodón, ya que el algodón absorbe la humedad y en este caso no nos interesa porque es la capa que está en contacto con la piel y no va a ser fácil que se seque.
  • Capa intermedia: esta segunda capa tiene dos objetivos, uno es retener el calor de nuestro cuerpo y otro evacuar la humedad que procede de la primera capa. Para conseguirlo lo ideal es llevar un forro polar de gramaje alto que nos proporcione el calor que necesitamos. En caso de que la temperatura sea muy baja, podemos añadir una chaqueta híbrida o un chaleco calefactable.
  • Capa exterior: esta tercera capa nos protege del exterior. Por eso, deber ser una prenda con un alto índice de impermeabilidad ya que, además de protegernos de la lluvia, actuará de cortavientos.

 

¿DÓNDE VAMOS VESTIDOS CON EL SISTEMA DE LAS TRES CAPAS?

Si quieres conocer lugares donde practicar senderismo con los amigos o con la familia, te invitamos a que visites el blog de entrepicosysenderos.com. Allí encontrarás rutas, consejos para la montaña y mucho más.

0